Murcia

Ilustre Cabildo Superior de Procesiones de Totana


Inicio flecha Reportajes flecha SANTOS OFICIOS Y VIGILIA PASCUAL - SEMANA SANTA 2009

SANTOS OFICIOS Y VIGILIA PASCUAL - SEMANA SANTA 2009

09/04/2009

JUEVES SANTO
SANTOS OFICIOS. CELEBRACIÓN DE LA CENA DEL SEÑOR

Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo. Estaban cenando, ya el diablo le había metido en la cabeza a Judas Iscariote, el de Simón, que lo entregara, y Jesús, sabiendo que el Padre había puesto todo en sus manos, que venía de Dios y a Dios volvía, se levanta de la cena, se quita el manto y, tomando una toalla, se la ciñe; luego echa agua en la jofaina y se pone a lavarles los pies a los discípulos, secándoselos con la toalla que se había ceñido. Llegó a Simón Pedro, y éste le dijo: "Señor, ¿lavarme los pies tú a mí?" Jesús le replicó: "Lo que yo hago tú no lo entiendes ahora, pero lo comprenderás más tarde." Pedro le dijo: "No me lavarás los pies jamás." Jesús le contestó: "Si no te lavo, no tienes nada que ver conmigo." Simón Pedro le dijo: "Señor, no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza." Jesús le dijo: "Uno que se ha bañado no necesita lavarse más que los pies, porque todo él está limpio. También vosotros estáis limpios, aunque no todos." Porque sabía quién lo iba a entregar, por eso dijo: "No todos estáis limpios." Cuando acabó de lavarles los pies, tomó el manto, se lo puso otra vez y les dijo: "¿Comprendéis lo que he hecho con vosotros? Vosotros me llamáis "el Maestro" y "el Señor", y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Maestro y el Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros; os he dado ejemplo para que lo que yo he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis. " (Juan 13, 1-15)

VIERNES SANTO
SANTOS OFICIOS. CELEBRACIÓN DE LA MUERTE DEL SEÑOR Y ADORACIÓN DE LA CRUZ

En aquel tiempo, Jesús salió con sus discípulos al otro lado del torrente Cedrón, donde había un huerto, y entraron allí él y sus discípulos. Judas, el traidor, conocía también el sitio. Judas entonces, tomando la patrulla y unos guardias de los sumos sacerdotes y de los fariseos, entró allá con faroles, antorchas y armas. Jesús, sabiendo todo lo que venía sobre él, se adelantó y les dijo: - ¿A quién buscáis? Le contestaron: -A Jesús el Nazareno. Les dijo Jesús: -Yo soy. Si me buscáis a mí, dejad marchar a éstos. Y así se cumplió lo que había dicho: "No he perdido a ninguno de los que me diste." Prendieron a Jesús, lo ataron y lo llevaron primero a Anás. Simón Pedro y otro discípulo seguían a Jesús. Ese discípulo era conocido del sumo sacerdote y entró con Jesús en el palacio del sumo sacerdote, mientras Pedro se quedo fuera. Salió el otro discípulo, el conocido del sumo sacerdote, habló a la portera e hizo entrar a Pedro. La portera dijo entonces a Pedro: ¿No eres tú también de los discípulos de ese hombre? Él dijo: -No lo soy. El sumo sacerdote interrogó a Jesús acerca de sus discípulos y de la doctrina. Jesús le contestó: -Yo he hablado abiertamente, interroga a los que me han oído. Ellos saben lo que he dicho yo. Apenas dijo esto, uno de los guardias que estaba allí le dio una bofetada a Jesús, diciendo: ¿Así contestas al sumo sacerdote? Jesús respondió: - Si he faltado al hablar, muestra en qué he faltado; pero si he hablado como se debe, ¿por qué me pegas? Entonces Anás lo envió a Caifás, sumo sacerdote.

Simón Pedro estaba de pie, calentándose, y le dijeron: -¿No eres tú también de sus discípulos? Él lo negó diciendo: - No lo soy. Uno de los criados del sumo sacerdote le dijo: - ¿No te he visto yo con él en el huerto? Pedro volvió a negar, y en seguida cantó un gallo. Entró otra vez Pilatos en el Pretorio, llamó a Jesús y le dijo: -¿Eres tú el rey de los judíos? Jesús le contestó: -¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí? Pilatos replicó: -¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí; ¿qué has hecho? Jesús le contestó: - Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí. Pilatos salió, otra vez adonde estaban los judíos y les dijo: -Yo no encuentro en él ninguna culpa. Es costumbre entre vosotros que por Pascua ponga a uno en libertad. ¿Queréis que os suelte al rey de los judíos? Volvieron a gritar: -A ése no, a Barrabás. (El tal Barrabás era un bandido.) Entonces Pilatos tomó a Jesús y lo mandó azotar. Y los soldados trenzaron una corona de espinas, se la pusieron en la cabeza y le echaron por encima un manto color púrpura; y, acercándose a él, le decían: -!Salve, rey de los judíos! Y le daban bofetadas.

Pilatos salió otra vez afuera y les dijo: Mirad, os lo saco afuera, para que sepáis que no encuentro en él ninguna culpa. Y salió Jesús afuera, llevando la corona de espinas y el manto color púrpura. Pilatos les dijo: - Aquí lo tenéis. Cuando lo vieron los sacerdotes y los guardias gritaron: -!Crucifícalo, crucifícalo! Pilatos les dijo: -Lleváoslo vosotros y crucificadlo, porque yo no encuentro culpa en él. Pilatos trataba de soltarlo, pero los judíos gritaban: -Si sueltas a ése, no eres amigo del César. Todo el que se declara rey está contra el César. Pilatos entonces, al oír estas palabras, sacó afuera a Jesús y lo sentó en el tribunal, en el sitio que llaman "El Enlosado" (en hebreo Gábbata). Era el día de la Preparación de la Pascua, hacia el mediodía. Y dijo Pilatos a los judíos: - Aquí tenéis a vuestro Rey. Ellos gritaron: -!Fuera, fuera; crucifícalo! -Pilatos les dijo: - ¿A vuestro rey voy a crucificar? Contestaron los sumos sacerdotes: - No tenemos más rey que al César. Entonces se lo entregó para que lo crucificaran. Tomaron a Jesús, y él, cargando con la cruz, salió al sitio llamado "de la Calavera" (que en hebreo se dice Gólgota), donde lo crucificaron; y con él a otros dos, uno a cada lado, y en medio Jesús. Junto a la cruz de Jesús estaba su madre, la hermana de su madre María la de Cleofás, y María la Magdalena. Jesús, al ver a su madre y cerca al discípulo que tanto quería, dijo a su madre: -Mujer, ahí tienes a tu hijo. Luego dijo al discípulo: -Ahí tienes a tu madre. Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa. Después de esto, sabiendo Jesús que todo había llegado a su término, para que se cumpliera la Escritura dijo: - Tengo sed. Había allí un jarro lleno de vinagre. Y, sujetando una esponja empapada en vinagre a una caña de hisopo, se la acercaron a la boca. Jesús, cuando tomó el vinagre, dijo: -Está cumplido. E, inclinando la cabeza, entregó el espíritu. (jN 18,1-19, 42)

SÁBADO SANTO
VIGILIA PASCUAL Y SOLEMNE MISA DE RESURRECCIÓN


Después de esto, José de Arimatea se presentó a Pilato. Era discípulo de Jesús, pero no lo decía por miedo a los judíos. Pidió a Pilato la autorización para retirar el cuerpo de Jesús y Pilato se la concedió. Fue y retiró el cuerpo. También fue Nicodemo, el que había ido de noche a ver a Jesús, llevando unas cien libras de mirra perfumada y áloe. Tomaron el cuerpo de Jesús y lo envolvieron en lienzos con los aromas, según la costumbre de enterrar de los judíos. En el lugar donde había sido crucificado Jesús había un huerto, y en el huerto un sepulcro nuevo donde nadie todavía había sido enterrado. Como el sepulcro estaba muy cerca y debían respetar el Día de la Preparación de los judíos, enterraron allí a Jesús . (Juan 19:38-42)



Galeria de imagenes

Pulsa sobre las fotos para verlas a mayor tamaño.
Fotos: Totana.com - Prohibida la reproducciõn total o parcial sin el consentimiento del autor. 

  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 1
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 2
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 3
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 4
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 5
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 6
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 7
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 8
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 9
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 10
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 11
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 12
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 13
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 14
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 15
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 16
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 17
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 18
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 19
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 20
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 21
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 22
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 23
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 24
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 25
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 26
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 27
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 28
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 29
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 30
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 31
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 32
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 33
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 34
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 35
  • Oficios - Vigilia Pascual - Foto 36


subir - top

© 2019 Ilustre Cabildo Superior de Procesiones de Totana  ·   C/. Castillo, 4 - 30850 Totana (Murcia)   ·  Diseño y programación: Avatar Internet S.L.L. Diseño Web Murcia  ·  Créditos